Bosque de bambu

MOSO® bambu cradle to cradle

El bambu es una de las plantas con mayor velocidad de crecimiento y recurso renovable de la tierra. Absorbe CO2 en grandes cantidades. Con características técnicas similares a la madera tropical es la alternativa real y única a estas escasas maderas.

A continuación se explica por qué MOSO es la opción más ecológica en el mercado en todas las fases de su ciclo de vida. Para ampliar información por favor descargue el folleto de sostenibilidad.

catálago sostenibilidad

MOSO Bambu

La mejor alternativa a la madera dura debido a su velocidad de crecimiento!

La especie de bambu MOSO es un bambu gigante. Crece hasta 20 metros de altura en unos escasos meses (¡hasta 1 metro al día durante la época de crecimiento!) y está listo para ser cosechado a los 5 años para su uso en productos duraderos (dureza, resistencia, estabilidad). Este rápido crecimiento contrasta enormemente con el tiempo de crecimiento de la mayoría de especies de madera dura, que habitualmente tardan más de 50 años en madurar y son cada vez más escasas y, por lo tanto, más costosas.

Folleto Sostenibilidad

se puede imaginar un crecimiento de 1 metro diario?

Gestión sostenible del bosque de bambu

Una planta de bambu se compone de varias cañas y nuevos brotes crecerán naturalmente de la planta madre cada año. En general, 20-25% de las cañas de un bosque de bambu sostenible o plantación puede ser cosechadas cada año sin disminuir el tamaño de la plantación o el número de cañas por hectárea. Esto significa que la planta no muere después de la cosecha. Por el contrario, las podas habituales potencian el rendimiento y la calidad de la plantación.

Certificación FSC®

FSC® es el sistema líder en la certificación responsable de la industria de la madera. Fue creado para evitar la deforestación continua de los bosques. A pesar de ser una hierba gigante con un régimen de cosecha anual, la deforestación no es un problema para el bambu, aunque en muchos proyectos de construcción se solicita el bambú con certificación FSC. Desde el año 2008 el bambú está incluido en el sistema FSC y MOSO fue una de las primeras empresas de bambú en conseguir la certificación, y la mayoría de productos se pueden suministrar con certificación FSC.

Producción responsable

Aparte de recursos sostenibles, MOSO también quiere hacer lo correcto en la fase de producción. No sólo por la calidad del producto, sino también por motivos medioambientales y humanos. Por lo tanto cumplimos con las normas y procedimientos más estrictos en materia de calidad (ISO 9001),salud y seguridad medioambiental (FSC®, ISO 14001).

Ambiente interior saludable – bajas emisiones

Un ambiente interior saludable es vital. En Europa y en los EE.UU. hay reglas y normas muy estrictas en cuanto a las emisiones en interior de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV). En Europa la emisión de formaldehido se encuentra regulada bajo la norma EN717-1. El nivel máximo tolerado se llama E1 y todos los productos de bambú MOSO cumplen con este estándar y algunos de ellos incluso se fabrican con adhesivos sin formaldehidos cumpliendo con la norma E0, la más estricta existente. Además, todas los productos de bambú MOSO han sido calificados A y A + en Francia respecto a las emisiones de compuestos orgánicos volátiles: ¡la mejor clasificación posible!

Durable = Sostenible

La durabilidad es un aspecto importante de la sostenibilidad, aunque a menudo ignorado. Cuanto más largo es el tiempo de vida del producto más bajo será el impacto ambiental, simplemente porque se necesitará más tiempo antes de tener que reemplazarlo. La durabilidad depende en gran medida de la calidad y las características (tales como dureza, densidad, estabilidad, etc) del producto. Los productos MOSO poseen una puntuación muy alta en todos estos factores resultando un producto muy resistente y por lo tanto sostenible!

Certificaciones

Fácil de reciclar

Por supuesto esperamos que usted pueda disfrutar del producto MOSO durante muchos años, pero habrá un momento en el que ha terminado su ciclo de vida. En ese momento, otra característica de bambu será importante: se recicla fácilmente, por ejemplo, como recurso para hacer aglomerado. Alternativamente, puede ser quemado en una planta de energía de biomasa para generar electricidad verde. De esta manera se reduce el uso de combustibles fósiles.

Resumiendo: el Análisis de Ciclo de Vida y la Huella de Carbono

MOSO es el único fabricante de bambu en todo el mundo que ha realizado una evaluación de la huella medioambiental de sus productos siguiendo las normas internacionales más importantes con informes ambientales oficiales. Los estudios de la huella ecológica LCA (ISO 14040/44) llevados a cabo por la Universidad de Tecnología de Delft han confirmado que todos los productos macizos de bambu MOSO® son CO2 neutros o negativos sobre el ciclo de vida completo, desde el "nacimiento a la desaparición". Los últimos resultados del LCA también fueron presentados por MOSO junto con INBAR en la conferencia climática COP 21 en París en diciembre de 2015. Además, en 2016 MOSO publicó una Declaración Ambiental de Producto (DAP) siguiendo la norma EN 15804 para su gama de productos.

Como resultado de su transparencia en dicho informe y su bajo impacto medio ambiental, los productos de bambú MOSO® contribuyen a una mayor puntuación en los sistemas de certificación de construcción sostenible LEED y BREEAM, para más información ver las certificaciones.

LEED y BREEAM certificación

más información sobre la huella de carbono

El futuro: 100% Cradle to Cradle compatible

Está claro que los productos industriales en bambu de MOSO, hechos de 90-98% * de material de bambu de origen sostenible de la planta con más rápido crecimiento en la tierra, encajan con el ciclo biológico del concepto de Cradle to Cradle (C2C). MOSO está trabajando activamente con EPEA Países Bajos en colaboración con los principales fabricantes de adhesivos para desarrollar un adhesivo compatible 100% C2C para unir las tiras de bambu y fibras. Visitar estas páginas para los últimos desarrollos.

* Dependiendo del producto.